blog entrada inglés
junio 8, 2023

El verano es una temporada de descanso y diversión, pero también puede ser el momento perfecto para invertir en el crecimiento personal y académico. ¿Has considerado alguna vez estudiar inglés durante los meses de verano? Aquí te presentaremos algunas ventajas de aprovechar esta época del año para sumergirte en el aprendizaje de un nuevo idioma, concretamente el inglés. Después de todo, ¡los idiomas son para el verano!

  • Disponibilidad de tiempo: Durante los meses de verano, muchas personas tienen más tiempo libre. Las vacaciones escolares, el descanso laboral y una agenda menos apretada permiten dedicar más horas al estudio del inglés. Esta disponibilidad de tiempo te brinda la oportunidad de enfocarte en el aprendizaje y progresar rápidamente.
  • Ambiente relajado: El verano es sinónimo de un ambiente relajado y positivo. Este estado de ánimo propicio puede ser beneficioso para el estudio de un nuevo idioma. A diferencia de las épocas más estresantes del año, el verano te brinda un espacio mental más tranquilo para absorber el conocimiento y disfrutar del proceso de aprendizaje.
  • Inmersión cultural: Si bien es cierto que aprender un idioma se puede hacer en cualquier momento del año, el verano ofrece una gran cantidad de oportunidades para sumergirte en la cultura angloparlante. Puedes asistir a festivales, eventos culturales y exposiciones relacionadas con países de habla inglesa. Además, si tienes la posibilidad de viajar, estarás rodeado del idioma y tendrás la oportunidad de practicar tus habilidades en situaciones reales.
  • Programas intensivos de verano: Muchas instituciones educativas y centros de idiomas ofrecen programas intensivos de inglés durante los meses de verano. Estos cursos están diseñados para aprovechar al máximo el tiempo disponible y ayudarte a avanzar rápidamente en tus habilidades lingüísticas. Los programas intensivos son altamente efectivos, ya que te permiten sumergirte de lleno en el idioma y recibir una atención más personalizada.
  • Mayor motivación: El verano suele ser un período en el que nos sentimos más motivados y entusiasmados con nuevos proyectos. Aprovechar esta energía positiva para estudiar inglés puede ser muy beneficioso. La sensación de progreso y logro durante el verano puede ser una fuente de motivación adicional para continuar estudiando el idioma durante todo el año.
  • Ventaja competitiva: En el mundo actual, el dominio del inglés se ha convertido en una habilidad altamente valorada y requerida en numerosos ámbitos laborales. Estudiar inglés durante el verano te brinda una ventaja competitiva en el mercado laboral y te posiciona como un candidato más atractivo para oportunidades educativas y profesionales.
  • Aprovechar el tiempo libre: En lugar de pasar el verano inactivo, puedes aprovechar este tiempo libre para invertir en tu desarrollo personal y mejorar tus habilidades en inglés. Aprender un nuevo idioma no solo amplía tus horizontes culturales, sino que también estimula tu cerebro y mejora tus habilidades cognitivas en general.

En conclusión, estudiar inglés durante los meses de verano tiene numerosas ventajas. El tiempo disponible, el ambiente relajado. ¡Recuerda que los idiomas son para el verano!

Descubre nuestros cursos de Inglés totalmente Gratuitos:

También te puede interesar …